Navigation
GLOSARIO
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z


F      
 

Fondo de Educación y Promoción de una cooperativa de crédito

 

El fondo de educación y promoción se destina, en aplicación de las líneas básicas fijadas por los Estatutos o la Asamblea General, a actividades que cumplan alguna de las siguientes finalidades:

   La formación y educación de sus socios y trabajadores en los principios y valores cooperativos, o en materias específicas de su actividad societaria o laboral y demás actividades cooperativas.
    La difusión del cooperativismo, así como la promoción de las relaciones intercooperativas.
    La promoción cultural profesional y asistencial del entorno local o de la comunidad en general, así como la mejora de la calidad de vida y del desarrollo comunitario y las acciones de protección medioambiental.
Conceptualmente, el FEP constituye la Obra Benéfico-Social de las Cooperativas de Crédito.
Se destinará necesariamente al fondo de educación y promoción:
   • Un mínimo del 10% de los excedentes del ejercicio.
    Las sanciones económicas que imponga la cooperativa a sus socios.
El fondo de educación y promoción es inembargable e irrepartible entre los socios, incluso en el caso de liquidación de la cooperativa, y sus dotaciones deberán figurar en el pasivo del balance con separación de otras partidas.
El importe del fondo que no se haya aplicado o comprometido, deberá materializarse dentro del ejercicio económico siguiente a aquel en que se haya efectuado la dotación, en cuentas de ahorro, en títulos de la Deuda Pública o títulos de Deuda Pública emitidos por las Comunidades Autónomas, cuyos rendimientos financieros se aplicarán al mismo fin. Dichos depósitos o títulos no podrán ser pignorados ni afectados a préstamos o cuentas de crédito. 

 
 

Fondo de Garantía de Depósitos de las cooperativas de crédito

 

Mecanismo creado, en 1982,  para asegurar, hasta un límite de 100.000 € por depositante, los depósitos realizados por los socios y clientes en una cooperativa de crédito. Está prevista su actuación en los supuestos de quiebra o suspensión de pagos de una entidad o si esta no puede atender al pago de los depósitos exigibles y el Banco de España concluye que su situación financiera le impedirá restituirlos a corto plazo.

El Fondo de Garantía de Depósitos en Cooperativas de Crédito, al igual que el de establecimientos bancarios y el correspondiente  a  cajas de ahorros se ha extinguido el 15 de octubre de 2011, fecha de entrada en vigor del Real Decreto-Ley 16/2011, de 14 de octubre, por el que se crea el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.  

Todas las cooperativas de crédito españolas están adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos, por lo que sus depósitos cuentan con la cobertura del Fondo.

 
  Fondo de Garantía de Depósitos de las entidades de crédito  

Mecanismo creado en 2011, mediante el Real Decreto-Ley 16/2011, de 14 de octubre, por el que se crea el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito. Se crea dicho Fondo al objeto de garantizar los depósitos en entidades de crédito hasta el límite de 100.000 euros por depositante. Asimismo, el Fondo tendrá por objeto la realización de actuaciones que refuercen la solvencia y funcionamiento de una entidad en dificultades, en defensa de los intereses de los depositantes, del propio Fondo y del conjunto del sistema integrado por las entidades de crédito adheridas al mismo.

Se declaran disueltos el Fondo de Garantía de Depósitos en Cajas de Ahorro, el Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios y el Fondo de Garantía de Depósitos en Cooperativas de Crédito, cuyos patrimonios se integrarán en el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito     

Todas las cooperativas de crédito españolas están adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos de las entidades de crédito, por lo que sus depósitos cuentan con la cobertura del Fondo.
 
 

Fondo de Reserva Obligatorio de una cooperativa de crédito

 

 En las cooperativas de crédito este Fondo tiene carácter irrepartible y se destina a la consolidación, desarrollo y garantía de la entidad. Debe dotarse con el 20% de los excedentes disponibles, al menos, y con las demás cantidades que preceptivamente deban destinarse al mismo según la normativa autonómica o los Estatutos.