Cash-back

Término inglés que podría traducirse literalmente como “dinero de vuelta”.  El concepto de cash-back tradicional es un servicio que ofrecen algunas tiendas, previo acuerdo con una entidad bancaria, mediante el cual sus clientes pueden sacar dinero de su cuenta. En el momento del pago de la compra realizada en el establecimiento, el cliente solicita una cantidad de dinero en efectivo que se suma a la del precio del bien adquirido, cargándose el importe total en su tarjeta en una misma operación.

Pero atención, es importante no confundir esta operativa con los denominados sitios web de cash-back (o los sistemas de recompensas de algunas tarjetas) que reembolsan un pequeño porcentaje de las compras que hagas en otros establecimientos adheridos.

Opuesto al concepto de cash-back está el de cash-in-shop, servicio por el cual el cliente puede realizar un depósito de dinero en efectivo en su cuenta a través de una compra realizada en un establecimiento comercial.